Weber Saint-Gobain - Official website of the company

SilentCare

Los humanos hemos cambiado radicalmente a los largo de los años en nuestros hábitos y costumbres. El entorno sonoro en el que vivimos hubiera sido inimaginable cien años atrás. El mundo en el que vivimos hoy en día es muy ruidoso. Más de la mitad de la población vive en las ciudades, y estas no dejan de densificarse. Sin embargo la contaminación acústica no es inevitable: el ruido se puede combatir al realizar  trabajos de construcción y/o  renovación.

¿Cómo impacta el ruido sobre nuestro confort?

Los efectos del ruido no se limitan sólo a nuestros oídos. Un ruido excesivo puede afectar a todo nuestro cuerpo, alcanzando efectos de disconfort, incluyendo problemas cardiovasculares, rango de atención reducido, capacidad de memoria, nerviosismo, campo de visión reducido y problemas gastrointestinales.

El sueño puede ser alterado por niveles de ruido superiores a 35 dB. Una exposición prolongada puede derivar en problemas para dormir, despertarse durante la noche, tener etapas de sueño más cortas y en general una calidad del sueño más reducida.  

¿Cómo se propaga la contaminación acústica?

¿Cómo pasa la contaminación acústica a través de las paredes?

Cuando un ruido encuentra una pared, la energía del sonido se divide. Una parte vuelve a la fuente inicial, otra queda absorbida por la pared y se convierte en energía térmica y el resto se transmite por aire a la habitación contigua, causando así vibraciones y transmitiendo ruido a los ocupantes.

La contaminación acústica es causada por dos tipos de ruido:

  • Los ruidos que pasan por el aire hacen que las paredes de las habitaciones vibren. La pared vibra y, a su vez, hace vibrar el aire de las habitaciones contiguas: sonidos procedentes del interior del edificio (conversaciones, hi-fis, televisores) y del exterior (tráfico, trenes, aviones).
  • Los ruidos que atraviesan los techos, las paredes, las tuberías y los suelos propagan ondas de sonido vibratorias en las habitaciones contiguas. Los sonidos pueden incluir ruidos por impactos (pasos, arañazos, muebles que se mueven, cosas que caen, las duchas), el ruido de los equipos compartidos (ascensor, sala de calderas) y el ruido de los equipos e instalaciones individuales (lavabos, accesorios de baño).

¿Qué es el aislamiento acústico?

El aislamiento acústico reduce la energía del sonido, ya sea absorbiéndose o reflejándose de nuevo a la fuente de origen. Esta reducción se mide por los niveles de intensidad del sonido que nos dice cuáles son las propiedades acústicas de un material tal como un elemento constructivo.

SilentCare para la acústica

Weber ha desarrollado soluciones innovadoras diseñadas para mejorar la acústica en edificios, reduciendo el impacto y/o absorción del ruido en suelos y en paredes. Nuestras soluciones consisten en múltiples componentes incluyendo morteros mezclados, materiales acústicos y otros accesorios.

Ciertos materiales ofrecen propiedades acústicas que les permiten absorber ondas limitando su repercusión. La propagación de sonido se limita en el interior del hogar.

Blog