Weber Saint-Gobain - Official website of the company

¿Sabías que los colores afectan a tu bienestar?

Los colores que escoges para decorar tu casa reflejan tu gusto, tu creatividad, permitiendo darle a cada cuarto su toque propio. Sin embargo, las tonalidades que escoges también tienen un impacto sobre tu el bienestar y el de tu familia.

 

 

El confort visual en tu casa va mucho va más allá que simplemente estar en un ambiente que es agradable para tu vista. Nuestro entorno visual tiene efectos sobre la forma en la que pensamos, nos sentimos y actuamos, tanto de forma consciente como inconsciente. Los colores que nos rodean influyen en el humor y en nuestra salud.

Así que es importante escoger bien a la hora de decorar. Los colores y su percepción tienden a ser subjetivos y los sentimientos que nos transmiten son personales y relacionados con nuestra experiencia. Por eso es importante escoger colores por lo que nos hacen sentir y no dejarse llevar por las modas de diseño actuales. Así que te recomendamos que antes de empezar con la decoración de los espacios en tu hogar, sigas la guía de que respuestas emocionales producen los colores más comunes. Nuestros consejos te ayudarán aumentar tu bienestar.

Si todavía no tenes cuenta en Mi Espacio Weber regístrate para recibir más publicaciones como esta

 

Crear Cuenta

Si estás interesado en artículos relacionados con el confort ambiental y con la mejora de la calidad del aire, haz clic en

-Visiocare

Respuestas emocionales a los colores en tu casa

Antes de mirar la guía de consejos sobre los colores que son más idóneos para una habitación, miraremos cuales son las respuestas emocionales que los colores nos transmiten cuando estamos dentro de los espacios interiores.

Verde

El verde es un color que viene asociado con el balance y la naturaleza. Crea emociones más apaciguadas, tenues y reconstituyentes. Es un color refrescante para la vista, que provoca confort y tranquilidad. 

Rojo

El rojo es un color estimulante, el que aviva su fuego interno, su energía y promueve su vivacidad. Cuando nuestra vista ve algo de color rojo viene asociado un efecto físico en el que incrementa nuestro pulso, nuestra presión arterial y aumenta la excitación. El color rojo es una buena opción para cualquier área social, comedor, sala de estar pero siempre evitar la zona de los dormitorios.

Rosa

Siendo un variante del rojo, el color rosa ejerce un efecto físico, pero en vez de ser estimulante, nos calma. Llamado frecuentemente el color de mujeres, el color rosa es propicio, nos inspira el sentimiento de calor, tranquilidad y amor. El color rosa es poderoso, pero si se exagera puede fácilmente apagarnos.

Violeta

Simboliza espiritualidad, riqueza y lealtad. El color violeta de tonalidad rica, puede tener efecto dramático. Aplicando el violeta puede aportar lujo a la habitación, pero ojo: su tono desacertado transmite el sentimiento de baratija. Elvioleta aumenta la conciencia, a pensar y contemplar y estimula la creatividad. Es mejor para un estudio y no para un dormitorio.

Blanco

Aunque signifique la ausencia de color, el blanco se asocia con aire, espacio abierto y salud. Fantástico para espacios más pequeños en donde puede acentuarse con adornos colgados sobre las paredes. El blanco es pureza, claridad, limpieza y simplicidad y también, eficiencia. Demasiado blanco cansa la vista e incluso puede cegar.

Naranja

Siendo una combinación de rojo y amarillo, el color naranja es acogedor y estimulante, en particular del apetito ya que lo asociamos con la fruta: es una buena opción para el comedor o la cocina. El color naranja es perfecto para aumentar la energía en los cuartos más fríos y más oscuros en invierno. Nos proporciona el sentimiento de confort, calor, seguridad, pasión y sensualidad.

Amarillo

Es el color del sol, el amarillo aclara, calienta y acoge. Es un color muy emocional. Pero si se exagera el  amarillo puede llevar a situaciones de frustración o incluso ira. Su nivel apropiado puede aportar, en cambio, alegría, confianza, optimismo, autoestima, creatividad y amistad.

Marrón

Una habitación marrón puede que te sientas en un espacio acogedor, cómodo y seguro. Dependiendo de su tonalidad, este color se asociará a chocolate, café o tierra dando un efecto de sentirse apoyado. Puede provocar el sentido de pertenencia, fiabilidad e intimidad. Sin embargo, puede oscurecer su habitación.

Negro

El negro puede tener efectos fuertes, dramáticos. Puede aportar elegancia o crear ambiente de confort, similar al marrón. Nos habla de claridad y elegancia, nos transmite la sofisticación y la gravedad. Su lado negativo es que se asocia con melancolía, pesimismo o estar encerrado. Opta por un matiz de sombra o un acabado brillante, satinado para las superficies negras.

Azul

Las variaciones tenues del color azul te pueden aportar serenidad, teniendo , al mimso tiempo, un efecto calmante y refrescante. Puede transmitirte concentración y sensaciones relajantes para que puedas dormir mejor. En invierno  puede tener la sensación de que las habitaciones están más frías, es un color propio del verano. El azul es color de la mente. Los tonos más fuertes estimulan los pensamientos y la comunicación. 

Elige los colores adecuadamente

Cada color tiene su valor psicológico. Piensa sobre cómo ciertos colores nos hacen sentir; pueden influir y crear cualquier emoción, desde la tranquilidad hasta la rabia. Para crear la paz y la armonía en casa escoge los colores juiciosamente; algunos de ellos en cantidades importantes pueden tener el efecto opuesto.

¿Qué ambiente quieres crear? ¿Qué colores ayudarán a lograr este ambiente?

Si necesitas ayuda para responder a estas preguntas, mira revistas, libros sobre decoraciones, blogs y sitios web para encontrar ideas. Guíate también por las telas, las alfombras, los muebles y las cerámicas están disponibles en gamas de colores más limitadas que las pinturas, así que escógelas primero y entonces decide el color de la pintura que quiera aplicar.

En cuanto encuentre algo que le guste, limite el número de colores en una habitación a tres o cuatro, como mucho. Demasiados colores pueden crear la sensación de un espacio cargado o abarrotado. La pintura es bastante económica y transforma una habitación más rápidamente que cualquiera otra cosa, así que puede permitirse experimentar un poco.

Pasillos

Elige un color cálido y acogedor como naranja claro, amarillo, beige o un blanco roto. Los pasillos tienden que sufrir por la escasez de iluminación, así que trabaja con fuentes de luz indirectas para iluminar este espacio y poner acentos. Un marrón claro puede que te funcione también si creas reflejos a través de tejidos o decoración

Cocina

La cocina es el sitio idóneo para colores más estimulantes como el rojo, naranja y amarillo. Proporcionan energía que se necesita para preparar la comida teniendo un impacto sobre su apetito ya que juegan sobre su lado físico, sensual. La decoración roja es común en restaurantes ya que mantiene fluidas las conversaciones e incrementa el apetito por la comida.

Dormitorio

Por la misma razón el rojo lo mantendremos fuera del dormitorio. Para ayudar a relajarse, dormir y conectar con tu pareja piense en el verde, azúl o un violeta claro tal como la lavanda. Las tonalidades más oscuras crean efectos más marcados pero ten cuidado a que su dormitorio no se vuelva aburrido o incluso deprimente.

Para niños el color rosa puede tener un efecto calmante. Recuerda lo importante que puede ser para ellos expresar su creatividad y marcar su propio espacio.

Gimnasio

El rojo y el naranja te pueden proporcionar energía estimulante en tu espacio de entrenamiento, puedes añadir también azul o verde creándote una sensación de equilibro y felicidad mientras estás haciendo ejercicio.

Sala

Siendo un espacio de reuniones sociales, pide tonalidades cálidas: rojo, amarillo, naranja o un marrón más parecido a la tierra o bien un beige más sútil. Este tipo de colores ofrecen calidez, estimulan conversación y la gente se siente conectada. Puedes aprovechar el blanco si quieres crear ilusión de un espacio mayor. Un azul claro puede refrescar la sala si recibes mucha luz solar en verano. El verde puede plantearse como una opción si la sala es básicamente un área de introspección quieta.

Comedor

Aquí también, el color rojo puede ser una buena opción para el comedor para aumentar el apetito, estimular la conversación y alzar la apreciación por la comida. En entornos con color rojo los invitados tendrán más ganas de alabar su cocina.

Baño

Los tonos blancos y los colores cálidos son populares en los cuartos de baño dado que asociamos la limpieza con ellos. Pero los tonos azules y verdes tales como la turquesa también pueden refrescarlo y convertir el cuarto en una experiencia relajante tipo spa.

Estudio

El verde es apaciguador y fácil para los ojos. Dado que está en el centro del espectro de colores, inspira la sensación de equilibrio que es la mejor base para los periodos de concentración larga. Otra opción para tu estudio de trabajo puede ser el violeta dado que inspira muchos pensamientos, contemplación y retrospección – es una buena opción si tienes que pensar mucho.

Como puedes ver, los colores y las pinturas en tu casa van más allá de una simple cuestión de atracción y estética. El color de tu cuarto incide en tu humor y pensamientos. Su selección puede tener efectos importantes sobre tu bienestar y el de tu familia. Dado que nos preocupamos por la gente más cercana, el color y la pintura son cuestiones en las que apostaremos siempre por la mejor opción.

De la misma forma en la que tu te preocupas por tu el bienestar y el de tu familia nosotros nos preocupamos  we care por las personas que utilizan nuestros productos o viven en edificios construidos aprovechando nuestras soluciones.

¿Listo para coger el rodillo y pintar? Piensa en los efectos que los colores pueden tener sobre nosotros y que ambiente te gustaría tener y, ¿qué colores te ayudarán a lograrlo? Limita el número de colores en tu cuarto a uno muy reducido para crear un confort visual en vez de una sensación de sobrecarga sensorial. Y, finalmente, no olvides que tu selección es tuya y deberá servirte a ti y a tu familia.