Weber Saint-Gobain - Official website of the company

Los beneficios de un hogar silencioso

El mundo está repleto de ruidos. Desde el ruido continuo del tráfico rodado, el murmullo de los aparatos electrónicos, de la televisión y de los sistemas de entretenimiento hasta la omnipresente comunicación pasiva y activa en forma de anuncios, llamadas telefónica sumándose el ruido de fondo de otras personas, todo ello hace que el volumen de ruido cada vez sea mayor.

La densificación de la población urbana, la producción de ruido por las tecnologías y dispositivos y la actividad humana, presente prácticamente casi las 24h del día, han cambiado drásticamente el nivel de sonido de nuestro entorno, pasando de niveles tolerables a un zumbido que tenemos que evitar y luchar contra él activamente. Este incremento del volumen de sonido y la exposición al ruido puede causar disconfort, estrés y problemas de salud.

Es importante para nuestro confort acústico disponer de una protección contra la exposición al ruido para mantener la sensación de seguridad y privacidad. En ninguna parte esto es más evidente que en nuestras casas.

A continuación, haremos un repaso de los efectos negativos de la contaminación acústica y de los pasos que podemos seguir para contrarrestarlos en casa. Aprenderás cómo una casa silenciosa puede contribuir a tu salud general y tu bienestar.

Si todavía no tenes cuenta en Mi Espacio Weber regístrate para recibir más publicaciones como esta

 

Crear Cuenta

Si estás interesado en artículos relacionados con el confort ambiental y con la mejora de la calidad del aire, haz clic en

-Silencare

El impacto negativo de la contaminación acustica para nuestra salud

Cuando nos referimos a la contaminación acústica, estamos hablando de los sonidos no deseados y que nos molestan. Estos pueden interferir con nuestra rutina diaria y afectar a nuestra calidad de vida. Cuanto mayor sea la exposición a la contaminación acústica y cuanto más tiempo la suframos, más agudos pueden volverse sus efectos negativos. El ruido puede afectar nuestra salud física y el bienestar general repercutiendo en muchos aspectos de nuestra vida, incluyendo la concentración, la comunicación y el recreo.

La Organización Mundial de la Salud ha destacado siete categorías de sus efectos negativos para la salud:

  • Discapacidad auditiva
  • Interferencia con la comunicación verbal
  • Trastornos de sueño
  • Problemas cardíacos
  • Salud mental
  • Deficiencias funcionales
  • Comportamiento social e irritación

Como lo muestran los resultados de las investigaciones, cuando uno está expuesto al ruido, despierto o durmiendo, su cuerpo responde con niveles de las hormonas del estrés. Esto puede conllevar a que el ritmo cardíaco y la presión de sangre sean mayores, debilitando nuestro sistema inmunológico. Un estrés mayor puede llegar incluso a contribuir a la diabetes, afectando el desarrollo cognitivo y lingüístico de los niños.

Los efectos psicológicos pueden incluir rabia, cambios de humor, nerviosismo, falta de concentración, náuseas y dolores de cabeza. Por lo tanto, es crítico que tomemos las medidas necesarias para contrarrestar el ataque diario contra nuestros tímpanos.

5 pasos a seguir para mejorar el silencio en casa

 

1. Desconectar los dispositivos

Desde dispositivos electrónicos, la televisión y sistemas de entretenimiento a cargadores de teléfonos móviles: todos los dispositivos emiten ruido aun cuando no se utilizan o en modo de espera. Si es un ventilador en funcionamiento o algún componente interior de algún dispositivo vibrando o cargándose, la contaminación acústica puede ir de niveles audibles a los no audibles, jugando su parte de estrés sobre nuestras orejas. Apagá tus dispositivos electrónicos por completo o incluso desconectando aunque sea por una vez para escuchar la diferencia. Así se podrá ahorrar en electricidad y en la vida de las baterías.

2. Optimizar para lograr silencio

Los dispositivos ruidosos tales como el lavarropas, la secadora o el horno deberían estar muy apartados de los dormitorios y salas de estar. Colocá la cama de forma que evite el ruido del calentador o del equipo de aire acondicionado. Identifica las fuentes de ruido e intenta pasarlas a otro sitio. Programa las actividades ruidosas para aquellos momentos en los que tengan menor impacto sobre las personas en casa y a su alrededor.

3. Insonorizar nuestra Casa

Introducir cambios y mejoras en nuestras casas pueden bloquear el ruido externo, reduciendo el sonido o bien insonorizando las habitaciones. Tapices y alfombras pueden minimizar el ruido que producen los suelos más rígidos. Las ventanas son un punto débil:

  • Instalá ventanas insonorizantes y cierra los marcos para luchar contra el ruido exterior.
  • Instalá paredes insonorizantes en el exterior y las intermedias entre los pisos, para combatir el ruido exterior.
  • Los elementos decorativos o muebles, tales como estantes, tapices o bien las cortinas, pueden minimizar el sonido proveniente del espacio interior.
  • Colocá burletes adhesivos en tus puertas para reducir el impacto de la propagación de ruidos en el interior de tus habitaciones.
  • Piensa en cambiar los ventiladores a unos sean ultrasilenciosos.

En Weber consideramos que lo que más importa en la industria de la construcción es proteger las personas y su entorno: we care . Por lo tanto, se tiene en cuenta los retos acústicos que la vida moderna nos plantea teniendo en cuenta a la hora de diseñar edificios y materiales. Invertimos en sistemas de construcción, materiales y nuevas tecnologías que evolucionan en el diseño haciéndonos lograr un confort acústico.

4. Tapones para los oídos con cancelación de ruido y auriculares

Los tapones para los oídos pueden ser una solución fácil y efectiva para proporcionar silencio y conseguir el sueño reparador que  necesita. Puede llevarlos igualmente de día si realmente necesita concentrarse, pero hay otra opción que son los auriculares. Escuchar música relajante a un nivel moderado puede reducir el estrés e incrementar la concentración cuando necesites algo.

Como el silencio en tu hogar puede mejorar tu bienestar

A medida de que va avanzando la investigación sobre la contaminación acústica, los investigadores van estudiando igualmente los efectos que el silencio puede tener sobre nuestros cuerpos y mentes y, también, sobre nuestro bienestar general. Mostramos algunas de las mejoras que se experimentan cuando se logra una casa silenciosa.

Menos estrés

A través de la evolución nuestro cerebro ha ido asociando el ruido (y especialmente el ruido fuerte) con el peligro. Un sonido es una señal que desencadena una respuesta de estrés, lo queramos o no lo queramos. Si no hay ruido o sonido alguno, nuestro cuerpo y nuestra mente se relajan. Se reduce el estrés general. Los investigadores han comprobado que el silencio puro ayuda más a relajarse que cualquier música relajante.

Mejoras en el sueño

Si uno duerme con una interrupción por ruido puede que acabe con insomnia, fatiga e incluso padeciendo una depresión. En cambio, las noches silenciosas y disfrutando de momentos de tranquilidad durante el día mejorará la calidad del sueño, del descanso disminuyendo los niveles de alerta durante el día.

Alta sensibilidad

En cuanto el cerebro tiene que procesar menos ruido o ninguno, puede centrarse en otros sentidos.

Cuando no tiene que luchar de forma contínua contra el estrés por contaminación acústica, podrá concentrarse más en vistas, aromas, sabores, sensaciones táctiles así como en sus propias reflexiones, emociones e intenciones.

Regeneración y crecimiento de las células cerebrales

Los investigadores han demostrado que el silencio puede conllevar la creación de células nuevas en la parte principal del cerebro asociado con la memoria, el aprendizaje y las emociones. Las células existentes se regeneran, mientras que las nuevas se convierten en neuronas en el sistema.

Mejora en la memoria

Incluso en ausencia de sonido, el cerebro sigue activo. Incluso con silencio absoluto, la gente informa haber tenido alucinaciones auditivas. Es el resultado de que la corteza auditiva del cerebro sigue funcionando. Cuando no tenemos que lidiar con los ruidos externos, podemos hasta incluso escucharnos pensar. Nuestra mente puede focalizar en recordar conversaciones, expresar sentimientos o emociones y recordar sonidos, tonos o música, y esto nos ayuda a mejorar nuestra memoria.

Autorreflexión

El ruido fuerza a nuestro cerebro a procesar y a discernir sonidos. Cuando desaparece esta distracción y estimulación, puede permitirse salir de este foco. Esto no significa que se desconecte por completo. Todo lo contrario, estará logrando otro nivel de actividad mental y podrá conectar con una parte del cerebro diferente. Escucha lo que está pasando en tu interior, cambia tus pensamientos y enfoca hacia adentro y recarga tu mente a través de la autorreflexión.

El silencio es oro

Ahora que conoces el impacto negativo que puede tener la contaminación acústica para la salud, puedes seguir los pasos descritos anteriormente para contribuir al silencio en el hogar. El silencio te puede proporcionar espacio para pensar, concentrarte, recargar y resetear su mente, mejorando tu salud y tu bienestar físico y mental. En cuanto empieces a disfrutar de los beneficios que ofrece una casa silenciosa, querrás encontrar más oportunidades para lograr el silencio y disfrutar de la ausencia de ruido en tu día a día y en tu vida en general.