Weber Saint-Gobain - Official website of the company

10 maneras de disfrutar del invierno en tu hogar cálido

Prepárate, que viene el invierno. Hoy por hoy, gracias a los aislamientos avanzados, podemos reforzar nuestras casas contra el frío en el exterior. Pero ¿qué harás si sigues temiendo la depresión invernal aunque tu casa te ofrezca confort térmico?

Es verdad que muchas veces la temporada de invierno puede parecer no tener fin. . El ambiente cálido de tu casa contrasta con las rutinas propias del invierno en la calles, cargar con abrigos, narices y orejas congeladas, cruzar los dedos cada vez que queremos encender el coche. 

Tanto si aprecias el invierno o como si te gustaría evitarlo, existen formas para que esta estación se vuelva más placentera. En weber creemos que lo que más importa es cuidar a las personas y su medioambiente. 

Por eso, hemos recopilado 10 maneras para enseñarte cómo pasar esta estación invernal con el confort de un ambiente cálido para tu casa. 

Si todavía no tenes cuenta en Mi Espacio Weber regístrate para recibir más publicaciones como esta

 

Crear Cuenta

Si estás interesado en artículos relacionados con el confort ambiental y con la mejora de la calidad del aire, haz clic en

-Thermacare

1. Reunite con amigos y familiares

La temporada de invierno es para pasarla junto amigos y familiares. Tradicionalmente los humanos se juntaban y se acurrucaban para así poderse transmitir calor y confort y poder contrarrestar los efectos del frío. La época navideña nos invita a disfrutar de los adornos, de las luces brillantes y de aromas mágicos. Pero no hay ninguna razón por la cual no se pueda continuar con las reuniones con familiares y amigos pasadas las fiestas navideñas, se pueden crear ocasiones especiales como maratones de series televisivas, fiestas de cumpleaños... 

2. Comer bien

Uno de los conforts en invierno es la comida. Escogeremos dietas sanas y equilibradas que sean capaces que aportarnos calor, como por ejemplo las sopas calientes, lentejas o cocido. Esta estación de invierno también nos llama para hacer pasteles, galletas, pan y panecillos, siendo el momento para compartirlo con amigos y familiares. 

Asegúrate de consumir la suficiente vitamina D, ya que en invierno en muchas ocasiones nos falta el sol. Te recomendamos que comas comida rica en vitamina D: pescado, soja, cereales o champiñones.

3. Sentirse cómodo

Si tu casa es cálida y acogedora, sentirás confort constante. Si tu casa está bien aislada podrás poner la calefacción sin la necesidad de malgastar energía. Te recomendamos que la pongas sólo en aquellos espacios que estés utilizando y asegúrate de no sobrecalentarlos.

Encendiendo las luces de tu hogar lograrás que la oscuridad del invierno se vaya para que así el confort ambiental sea mejor. Con el fin de ahorrar energía, te recomendamos la utilización de luces solares, luces de led o bombillas de bajo voltaje. 

Te recomendamos no dejar la decoración navideña demasiado tiempo, para así dejar paso a nuevos colores y aromas. Además como decoración podemos colocar alfombras gruesas, cojines para así crear un entorno de confort. 

Deja que el aire fresco del exterior entre en aquellos momentos que te resulte fácil sin dejar escapar demasiado el calor, para así poder mantener la circulación del aire necesario.

4. Mantenerse activo

Con el frío que hace en la calle en esta época del año no invita a salir hacer ejercicio en el exterior, pero no es ninguna excusa para no hacer otro tipo de ejercicios, si te mantienes activo será un beneficioso para tu salud.

Si quieres ejercitar tus músculos puedes utilizar una fitball o una cinta de resistencia que sea flexible. Puedes combinar estos ejercicios haciendo también yoga, Tai Chi con videos instructivos que encontrarás por internet. Te sentirás muy bien si haces ejercicio regularmente y ayudará a mantener tu cuerpo a una temperatura óptima.

5. Ampliar tu horizonte

¿Por qué no aprovechas la temporada de invierno para aprender cosas nuevas? Aprovecha los días fríos para estudiar o leer un libro cerca de la chimenea y debajo de una manta. El invierno da la oportunidad a mejorar y estudiar lo que a uno le interesa ya que cuesta poder hacer una actividad en el exterior.  Existen cursillos gratuitos, vídeo-seminarios en los que poder profundizar temas, además puedes instalarte aplicaciones interactivas en tu smartphone o tableta. No dudes en pedir ayuda a otros o compartir tus conocimientos.

Pues aprovechar la oportunidad para evaluarte y hacerte las siguientes preguntas; ¿tu carrera está yendo por buen camino? ¿Te gustaría solicitar un nuevo puesto de trabajo? ¿Persigues tus sueños?

6. Descansar

El mundo exterior está saturado de información y de estimulaciones, por lo que te recomendamos que aproveches este tiempo para poder liberarte del estrés que tienes, que descanses, que te relajes y reflexiones. Haz un balance con las cosas que te gustaría hacer y piensa si el camino que estás siguiendo es el estimado o no. Escribe tus reflexiones y deseos y observa que tienes y que es lo que necesitas.

Despeja tu mente y déjala llevar, para que así puedan entrar nuevos pensamientos y actúen con más fuerza. 

Prepárate un baño caliente con burbujas y aceites esenciales y permítete el lujo de soñar y reflexionar sin ningún tipo de presión. Si haces ejercicios de meditación tu mente llegará a sentirse en una situación de confort.

7. Descubrir placeres olvidados

Es muy frecuente que dejemos de hacer cosas que nos encantan sin ninguna razón aparente sólo la de estar muy liados en nuestro día a día. Si nos paramos a pensar seguro que encontramos cosas que hicimos hace tiempo y ahora llevamos tiempo sin poderlas hacer. Repasa la colección de vídeos antiguos o aquellos álbumes de fotos familiares y comparte historias con los niños de aquellas fotos antiguas. 

Escojas lo que escojas, recuerda que se trata tanto de dar como de recibir; el placer compartido es doble.

8. Manualidades

Aprovecha la temporada de invierno para dedicarte a cualquier proyecto de manualidades en el que todavía no te habías dedicado. Coloca estantes, repara tu sillón, haz un comedero para los pájaros, puedes preparar tus propios cosméticos, crear un huerto urbano. ¡sólo tu imaginación marcará tus límites!

9. Dormir Bien

Los días en invierno son cortos y las noches largas. Deberías asegurarte para conciliar un sueño de calidad, y dormir una media de 7 u 8 horas por la noche. Para dormir en un estado de confort se recomienda que la temperatura ambiental no supere los 18.5º, pasando de esa temperatura nos puede generar situaciones de malestar. La habitación debe estar con un ambiente fresco, oscuro y silencioso. Sin embargo el nórdico te tiene que proporcionar el calor suficiente para dormir con una sensación de confort. Existe una calificación denominada "tog" que define el aislamiento térmico de los materiales en el que se puntúa sobre una escala ascendiente. Para esta época del año deberá tener entre un 12 y 15 tog. 

Te recomendamos que las sábanas las cambies cada semana para que la calidad del sueño sea mejor y que el ambiente en tu dormitorio se mantenga fresco. Sería perfecto que te pudieras quedar más rato en la cama en tus días libres o fines de semana, leyendo o simplemente reflexionando. 

10. Preparate para la primavera!

Esta temporada que está por llegar te motivará y te mantendrá más activo. Los días serán más cálidos y podrás disfrutar del aire libre y del sol. Te recomendamos que limpies todo antes de que acabe la temporada de invierno y así tu casa estará limpia para cuando llegue la primavera

Organiza todo lo que necesitas para que entre esta nueva temporada: revisa tu armario, dona la ropa que ya no utilizas... quizá este sería el momento para decidir en despejar otros espacios de tu casa y decidir si todas las cosas que tienes guardadas son necesarias o no. 

¿Y vos?

¿De qué manera prefieres pasar el invierno en tu hogar cálido? Nosotros, en Weber, nos comprometemos con las personas. Si todavía nos has aislado tu casa contra el invierno, averigua cuales son nuestra soluciones innovadoras y eficientes.

Ponemos a tu disposición el sistema  webertherm, productos y accesorios  de aislamiento térmico por el exterior, así como cada uno de los productos y materiales de los que se componen dichos sistemas; el material aislante, los morteros de revestimiento, espigas, anclajes, perfiles de arranque, etc.