Weber - Saint-Gobain

Noe Barrionuevo, Embajadora Huella Weber

8 07 2015

A pocos dias de los Juegos Panamericanos, te dejamos la nota que realizara FM Milenium a Noe Barrionuevo, Medalla de Plata con las Leonas y Embajadora de la Huella Weber ¨me encanta ayudar y Weber Saint Gobain me da la chance a través de la Huella Weber, un programa solidario que involucra al deporte con la comunidad¨

Las Leonas viven otros tiempos, una etapa de reconstrucción, aunque siempre siguiendo los lineamientos que las convirtieron en una marca nacional. Mientras tanto, buscan seguir siendo protagonistas y sumando títulos. Por eso, tras el golpe que significó el 4º puesto en el Preolímpico de Valencia, su revancha será lograr el oro en los Panamericanos de Toronto pese a ya estar clasificadas para los Juegos de Río. “Sabemos que es un proceso de recambio que lleva tiempo, pero estamos bien. El grupo unido facilita todo y las juniors que se han sumado son muy buenas. Falta experiencia, roce, pero confío en que lo vamos a ir logrando. Ojalá demos otro paso aquí. Tenemos que pensar partido a partido y así poder llevarnos el oro que se nos escapó en el 2011”, cuenta Noel Barrionuevo, una de las más experimentadas (31 años), desde Canadá, donde el seleccionado ya está alojado esperando el debut del lunes ante México.

-¿Qué rol tienen ustedes, las de mayor experiencia, en esta etapa?
-Estamos más activas, viendo que el grupo siga un camino, un ritmo cotidiano. La fortaleza invisible del equipo es el legado que se va pasando de generación en generación y nosotros buscamos transmitir los mismos valores a las más chicas, sobre todo la pasión para encarar el trabajo diario.

-Mucho se habla de las chicas de hoy, que están en otra, con el celu y las nuevas tecnologías, y no tienen tanto compromiso. ¿Es así?
-Noto que hay cambios, que ellas están más con el Ipad, la compu y el celular, pero tienen cierto respeto y siguen las normas en concentraciones, como no bajar con el celular a las actividades grupales. Y si alguna se olvida, hay multas que luego se cobran como una caja de Havanna o chocolates (se ríe). Sino es un descontrol. Hay momentos para todo y nosotros fiscalizamos que se respeten.
-¿Cómo les cayó el cuarto lugar en el Preolímpico, tal vez una posición que las Leonas no están acostumbradas?
-El objetivo era jugar la final y se nos escapó. Nos quedamos muy mal porque habíamos crecido en el torneo, pero de ésto se aprende. La próxima vez que estemos en una definición así seremos más frías e inteligentes.
-En períodos de recambio siempre es dificil seguir teniendo éxitos. ¿Sienten que pueden ganar igual sin Lucha Aymar?

-Es una pérdida muy importante, era la mejor del mundo, pero nosotros podemos seguir ganando sin Lucha. Las Leonas se acostumbraron a ganar, jugar finales, y esa mentalidad y ambición siguen. No nos podemos quedar con que ella se fue y listo... Hay muchas jugadoras en alto nivel que pueden ayudar a reemplazarla, como Pilar Romang y Florencia Habib, que tienen enorme proyección. No es que Selección se vino abajo...
-¿Cómo se la reemplaza desde el juego, sobre todo la función creadora? Porque parece imposible hacerlo con una jugadora.
-Jugando más en equipo. Antes era bancarla y acompañarla con la bocha y si se la quitaban, estar encima. Hoy la suplimos jugando más equipo, no tan individual, con recepciones más ofensivas de algunas chicas y más dinámica en los pases.
-Además de ser líder de las Leonas, estás involucrada en la ayuda social con uno de tus sponsors. ¿De qué te sirve interiormente?
-Sí, me encanta ayudar y Weber Saint Gobain me da la chance a través de la Huella Weber, un programa solidario que involucra al deporte con la comunidad. Te da a elegir un lugar para colaborar y la empresa pone los materiales. Yo, a través de la Fundación Sagrada Familia, elegí el proyecto Suelo Firme que construye 98 viviendas en Derqui, Pilar. Las hacen la propia gente que las necesita y luego se subastan entre ellos. Es una linda forma de dar una mano y no sólo jugando al hóckey...